jueves, 15 de mayo de 2008

EL HOSPITAL DE WILDE SIGUE CON PROBLEMAS

Hospital de Wilde otra vez los ascensores salieron de servicio

Los trabajadores del hospital de Wilde queremos poner en conocimiento de la Comunidad de Avellaneda y de la opinión pública en general las deplorables condiciones en que desarrollamos nuestras tareas.
Como si estuviéramos en la edad media, nuestros compañeros empujan las camillas por la rampa, porque los ascensores salen a diario de servicio. También los carros de la comida son trasladado solo por el esfuerzo de las empleadas de la empresa tercerizada.
Ante nuestros reiterados reclamos las autoridades nos informan que ya se habría destinado una partida del presupuesto para la renovación de los ascensores, pero esto no se lleva a cabo y pasan los días y los meses
Cabe señalar que el hospital de Wilde es el único hospital dependiente de la municipalidad de Avellaneda, también que el municipio, a comienzos de este año aumentó las tasas a los vecinos entre un 50 y un 100 por ciento y esto no se traduce en mejoras para la prestación del servicio de salud, ni mucho menos para las condiciones laborales de los trabajadores
Los ascensores son muy importantes, pues por allí se trasladan los pacientes en camillas, ya sea los que ingresan por la guardia porque su estado amerita su se internación , porque la sala de emergencia esta en la planta baja y la de internación en el segundo piso. O los pacientes que ingresan o egresan del quirófano, o de la sala de rayos que se encuentra en el primer piso.
El traslado de camillas por la rampa, pone en riesgo la seguridad y la integridad del paciente y también la salud el los trabajadores, agudizando la precariedad laboral, ya hay un compañero enfermo por esta tarea